Real Fuerte de la Concepción de Aldea del Obispo

El Real Fuerte de la Concepción de Aldea del Obispo es un impresionante testimonio de la arquitectura militar en nuestra historia. Esta formidable fortificación tiene una historia que se remonta a más de tres siglos y todavía se encuentra en pie, resistiendo el paso del tiempo.  

Primera reconstrucción del Fuerte de la Concepción

La historia del Real Fuerte de la Concepción, también conocido como Fuerte de Osuna, comenzó en el siglo XVII en respuesta a los conflictos armados y la estrategia defensiva en la frontera entre España y Portugal.

duque de Osuna
Duque de Osuna

Todo comenzó durante la Guerra de Restauración portuguesa, cuando se decidió mejorar las fortificaciones existentes y reconstruir los castillos que ya existían pero que estaban muy dañados. Se eligió el cerro del Gardón, cerca de Valdelamula en Portugal, como ubicación estratégica para el fuerte, con el objetivo de anexar los terrenos entre los ríos Águeda y Coa.

La construcción de este impresionante edificio comenzó el 8 de diciembre de 1663, día de la Inmaculada Concepción, de ahí su nombre. Participaron alrededor de 3.500 hombres, bajo la dirección del Duque de Osuna y los ingenieros militares presentes en su contingente.

Este Fuerte presentaba una planta diferente a los otros castillos de la zona, lo que nos habla del carácter vanguardista de esta construcción. Su diseño respondía a las más avanzadas investigaciones en materia de defensa militar de la época y representaba la idea de una ciudad ideal renacentista.

El 30 de enero de 1664 se dio por terminada la construcción, aunque aún se discutía su mantenimiento con el Consejo de Guerra. El Duque de Osuna siempre defendió la importancia del Real Fuerte de la Concepción como primera línea de defensa de la frontera.

Sin embargo, durante el año de 1664, en el Consejo de Guerra se discutió la conveniencia del Fuerte. Tras una correspondencia con Juan Salamanqués, nuevo gobernador de la zona, se decidió llevar a cabo la demolición del edificio. Lamentablemente, esta decisión dejó una parte de la defensa desprotegida y, posteriormente, llevó a una serie de victorias portuguesas que les permitieron declarar su independencia.

La demolición del Fuerte se llevó a cabo el 30 de octubre de 1664, pero debido a un temporal que azotó la zona, la pólvora mojada no explotó por completo. Como resultado, se conservaron algunas ruinas que más tarde darían lugar a la reconstrucción en el siglo XVIII. La historia del primer Fuerte de Osuna no duró ni siquiera un año y estuvo marcada por las desavenencias entre el Duque de Osuna y el Consejo de Guerra.

Segunda reconstrucción del Fuerte de la Concepción

La idea de reconstruir el Fuerte nació del empeño particular de José Patiño, ministro de Felipe V, quien visitó la zona y propuso cerrar la defensa de la frontera con una nueva fortificación para asegurar la estabilidad territorial y marcar los límites del territorio frente a la nación vecina, como era el deseo de la Corona de España.

JosePatino-y-Rosales
José Patino y Rosales
Felipe_V_de_Espana
Felipe V de España

En 1735, comenzó el proyecto de reconstrucción bajo la dirección de Pedro Moreau, un importante ingeniero militar. Moreau se dio cuenta de que no sería suficiente reconstruir el antiguo Fuerte de Osuna, sino que sería necesario ampliarlo para albergar a dos batallones y quinientos caballos.

Se optó por utilizar la planta cuadrangular heredada del Fuerte anterior y se añadieron elementos como revellines, puentes de acceso y parapetos con entrantes y salientes formando una estrella de 16 puntas, lo que caracteriza la vista aérea de esta fortificación.

Foto aérea del Fuerte de la Concepción
Foto aérea del Fuerte de la Concepción

El Fuerte ocupaba nueve hectáreas y tenía capacidad para albergar entre 1500 y 2000 soldados, con víveres almacenados para 50 días. Las obras comenzaron el 1 de mayo de 1736 y se prolongaron hasta el 30 de mayo de 1776, día en que se dio por finalizada la construcción.

Durante el proceso de construcción, una persona destacó entre todos los involucrados. Manuel de Larra Churriguera, conocido por sus importantes obras arquitectónicas en distintas localidades, fue un artista que dejó su huella en el Fuerte. Diseñó y construyó la puerta principal, una parte fundamental de la construcción que representaba el rearme y la protección de la Corona hacia su pueblo. Larra demostró una enorme sensibilidad artística en su trabajo.

Este segundo Fuerte de Osuna cumplió un papel crucial en la historia de la región. Durante décadas, mantuvo la paz en estos territorios. Sin embargo, el conflicto más importante en el que tuvo un papel fundamental fue la Guerra de Independencia, en la que España se enfrentó al Imperio Francés de Napoleón entre 1808 y 1814.

Durante esta guerra, los franceses llegaron a ocupar el Fuerte y la Iglesia de San Sebastián, pero finalmente fueron desalojados por el ejército aliado comandado por el Duque de Wellington. Para evitar una nueva ocupación francesa, el Duque de Wellington ordenó la destrucción del Fuerte. El General Crawford, siguiendo sus órdenes, llevó a cabo la voladura de la fortaleza el 20 de julio de 1810.

A pesar de que no toda la pólvora explotó, como ocurrió en la anterior demolición debido a que, de nuevo un temporal  mojó los explosivos, lograron inutilizar las partes más importantes del edificio. Así, la historia del Real Fuerte de la Concepción llegó a su fin, pero dejó un legado significativo en la región.

Eurostars Fuerte de la Concepción

Actualmente la cadena de hoteles Eurostars gestiona el Fuerte de la Concepción permitiendo su visita los jueves por la mañana.

Como llegar al Fuerte de la Concepción

Otros videos de interés sobre la historia y la cultura de Salamanca

Puedes encontrar otros videos de interés sobre la cultura y la historia de Salamanca en nuestra sección de reportajes.

Salud Parada Morollón

Salud Parada Morollón

La artista Salud Parada Morollón, reconocida escultora y pintora, ha dejado una huella indeleble en…
Leer más

Deja un comentario