SIEGA VERDE, UN DESTINO IMPRESCINDIBLE

Siega Verde es un yacimiento de visita obligada al menos una vez en la vida. A tan solo 15 kilómetros de Ciudad Rodrigo nos encontramos con una de las mayores galerías de arte rupestre al aire libre de toda Europa, y eso, no podemos perdérnoslo.


Aquí, artistas del Paleolítico Superior dejaron inmortalizadas para siempre sus huellas en forma de animales y signos abstractos, mostrando así la fuerza y la perennidad que tiene el arte.
Estas representaciones han perdurado hasta nuestros días desde hace unos 20.000 años.

El yacimiento nos enseña que, a diferencia de lo que siempre creemos, el arte paleolítico no solo es un arte de las pinturas en las cuevas, sino que el arte al aire libre ya existía en el paleolítico. Es un arte más público, un arte para ser visto, frente a la intimidad del arte de la cueva.

La zona donde se encuentran los grabados fue un valle escogido, donde existió la fauna que aquí se grabó, de manera que era más sencillo poder representarlos si los estaban viendo.

En Siega Verde encontrarás muchas escenas que no pueden entenderse a primera vista. Existe una, por ejemplo, en la que las figuras se superponen intencionadamente. Esto es porque hay una libertad de expresión que lleva a hacer un animal a partir de las partes de otros, consiguiendo con esto crear movimiento a las figuras, mostrándonos la expresión del ser humano, enseñándonos la parte artística de la representación del paleolítico.

Además de poder compartir espacio y arte con nuestros antepasados, el enclave natural en el que se encuentra el yacimiento consigue que en esa zona puedas vivir una experiencia única.  Y si todo esto fuera poco, Siega Verde cuenta también con un Aula Arqueológica muy didáctica, pensada para todas las edades, en la que se nos sitúa en el tiempo y se nos muestra de una manera muy sencilla cómo se vivía en la época, iniciando así el paseo por el yacimiento con la mente puesta en “modo Paleolítico”. Además, los guías de Siega Verde son muy profesionales, y nos explicarán el recorrido de una manera amena, didáctica y sencilla.

La visita normal al yacimiento tiene un tiempo estimado de duración de una hora y media, y es totalmente conveniente que reserves tu visita ya que los grupos son reducidos para conseguir mucha más cercanía e individualidad en las explicaciones.

Los horarios varían dependiendo la época del año, ya que en el tiempo estival se ofrecen incluso visitas nocturnas, otra manera de conocer el yacimiento que no debes perderte. Además, desde hace unos años, en la época estival se ofrecen también visitas teatralizadas nocturnas, que hasta ahora han ido variando de un año a otro. Ese tipo de visitas suman al atractivo de la visita nocturna al yacimiento la interpretación y el hilo conductor que te va llevando con la historia a descubrir los grabados de una manera diferente. Es por ello que cuando vengas a visitar Siega Verde contactes con la organización para traerlo todo planeado, tanto los horarios como el tipo de visita que vamos a realizar:

Teléfono: +34 923 480 198

Además, el yacimiento puede convertirse también en el punto de partida perfecto para visitar muchos pueblos y localidades cercanas con encanto.

Si has visitado ya el yacimiento deja tu comentario para que sepamos tu experiencia en él, qué es lo que más te ha gustado y por qué nadie debería perdérselo.

Deja un comentario

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación. Entendemos que si sigue navegando por ella es que está de acuerdo con esta medida.    Más información
Privacidad