MARUJA O PAMPLINA TODO LO QUE DEBES SABER DE ESTA HIERBA

Maruja o pamplina. Todo lo que necesitas saber sobre esta hierba acuática que cada vez tiene más presencia en la alta cocina

maruja o pamplina
Planta de Maruja en regato

¿Qué es la Maruja o Pamplina?

Su nombre científico es Montia fontana

La maruja o pamplina es una hierba acuática que crece en arroyos , regatos y fuentes, siempre en aguas limpias, poco profundas, de flujo lento y pobres en calcio.

maruja o pamplina

Ha pasado en muy pocos años de ser una comida de pastores, una hierba de pueblo, una ensalada ” de andar por casa” a convertirse en una delicatessen digna de los mejores restaurantes.

Más nombres para la maruja o pamplina

La maruja o pamplina se conoce de manera diferente dependiendo la zona geográfica. En Salamanca podemos encontrarla como:

  • Boruja
  • Corujos
  • Regajos ( en la zona de Arribes de Duero)
  • Maruja
  • Pamplina
  • Moruja

En otras zonas reciben nombres curiosos y divertidos como:

  • Perifollas
  • Mariquita
  • Hierba de manantial
  • Ensalada de sapo
  • Coca valenciana

¿Con qué otra hierba puedes confundir la maruja o pamplina?

Existe otra planta que crece en tierra a la que también se la suele llamar maruja o emboruja. Es la “Stellaria Media” , que también se aprovecha para ensaladas , pero es más recia . Se usa generalmente como alimento para animales


¿Está prohibido ” coger maruja”?

La normativa legal dice que se impide la recolección de cualquier planta que se encuentre en un cauce de río o regato.

Éstas normativas se instauran para evitar la recogida masiva y errónea, ya que por ello se puede alterar los cauces de los arroyos y crearse un problema.

Otra cosa es que puedas tener acceso a algún regato o charca particular y que, aplicando el sentido común, puedas recogerla para tu autoconsumo.

Por ello también es muy importante saber cómo recolectarla.

maruja o pamplina

¿Cómo se recoge la maruja o pamplina?

Es totalmente recomendable saber dónde se recoge esta hierba, ya que hay que evitar que existan animales cerca que puedan contaminarla con sus heces.

Siempre que salgamos a buscarla tenemos que ir preparados con una tijera o navaja si queremos tener una buena recolección.

Recortando cuidadosamente los tallos nos aseguramos que respetamos su ciclo vital, ya que dejando las raíces en el agua la planta sigue brotando.

Además, para su posterior consumo, es mejor hacer la recolecta de una manera cuidadosa y limpia, ya que la maruja suele tener mucho barro en la parte baja de las raíces, además de crecer entre ella diferentes hierbas.

Recoléctala con mimo y evitarás tener que escogerla y limpiarla mucho para su consumo.

¿Cómo se limpia la maruja o pamplina?

Ya que es una hierba silvestre que se recoge en los regatos en los que puede haber habido animales y es difícil de controlar, la maruja ha de limpiarse con especial cuidado.

Por esto, es conveniente lavarla con agua corriente y después dejarla en remojo con unas gotitas de lejía durante un rato, para desinfectarla totalmente.

Después de esto, se pone de nuevo bajo el grifo para limpiarla del todo y listo.

Los tallos de esta hierba son tiernos y se pueden comer al igual que los de los canónigos, pero es conveniente que cuando se recolecta se recorte lo más cerca de la hoja posible, para así evitar llevarnos raíces que son desagradables de comer, además de tener siempre barro.

Al ser una hierba silvestre conviene hacer una buena limpieza antes de su consumo

Otra cosa recomendable es quitarle las hierbas que se recogen sin querer y que son desagradables de sabor.



¿Cuándo se puede recoger maruja o pamplina?

 Los inviernos y primaveras lluviosos son perfectos para su buen desarrollo, mientras que apenas se la encuentra en período de sequía.

Debido al clima, en la zona de Salamanca y en especial en la comarca de Ciudad Rodrigo es posible encontrar maruja o pamplina tanto en primavera como en invierno si corren los arroyos de las dehesas y no hay explotación ganadera cercana.

Precisamente por el clima de esta zona puedes encontrar maruja o pamplina desde otoño, pero su mejor época para la recolección, cuando se encuentra en su punto perfecto de propiedades y frescor, es en los meses de marzo y abril, al inicio de la primavera.

El inicio del calor es la referencia que nos obliga a dejar de recolectar, ya que la planta comienza a echar la flor y el sabor cambia a amargo, además de ponerse más dura.


Beneficios de la maruja o pamplina

Es una hierba muy rica en vitamina C.

Gracias a sus propiedades se utiliza en el tratamiento de los eccemas, las erupciones cutáneas y la varicela

Verdolaga, otra planta con mucho Omega-3

Además, el consumo de esta hierba nos aporta mucha fibra y magnesio y se la considera, junto a la verdolaga, una de las mejores fuentes vegetales de ácidos grasos Omega-3.


¿Cómo se prepara la maruja o pamplina?

La forma más conocida y habitual de consumir la maruja es en ensalada.

La manera más común de preparar la ensalada de maruja es con un buen machado de ajo, aceite , vinagre y sal.

Hoy en día, la alta cocina considera esta hierba acuática como un manjar que se prepara en los mejores restaurantes, y que admite diferentes ingredientes en su composición, desde un buen embutido o una semiconserva como la anchoa, hasta frutas, como aguacate, manzana, naranja o granada.


Dichos y curiosidades de esta hierba

Para saber cuándo se ha terminado la época de recolecta de la maruja, tienes que afinar el oído e intentar escuchar al Cuco , ya que se dice que cuando canta este pájaro ya se ha pasado su momento, ya que la maruja se acuca o le ” ha cantado el cuco”. Esto es porque coincide en época de primavera la floración de la hierba y el canto de este pájaro.

También se decía que había que tener cuidado con el consumo de esta planta, ya que los humanos y los herbívoros que la consumían podían llegar a tener problemas de hígado. Esto no era del todo una leyenda, ya que, como ocurre con otras plantas acuáticas comestibles, pueden tener unos parásitos microscópicos que desarrollan problemas de hígado. ( Por ello es importante lavarla bien antes de consumirla)

El dicho “ no me vengas con pamplinas” también puede relacionarse con esta hierba, ya que era tan consumida por la gente de campo, que cuando los pastores la traían a casa podían escuchar al entrar esta frase de menosprecio.

En algunos lugares se le conoce como perifolla, ya que crecen muy juntas y abundantes y de ahí puede venir también el “estar emperifolla” o , de manera coloquial, adornar en exceso a una persona.


¿ Puede comprarse maruja o pamplina?

La maruja o pamplina puede encontrarse en algunas fruterías o ultramarinos en bandejas de unos 100gr aproximadamente y su precio ronda los 4€ la bandeja, por lo que se convierte en un producto caro de adquirir ( el kilo de Maruja son 40€)

La maruja no aguanta mucho tiempo fuera del agua, por ello se estropea rápidamente y ha de consumirse con rapidez.

¿Y a ti, te gusta la maruja?

El botón charro. Leyendas, orígenes y significado.

En este artículo hablaremos del botón charro , sus orígenes , leyendas y cuál es el significado ¿Qué es el botón charro? El botón charro es una pieza de filigrana charra con forma circular en cuyo interior se disponen una serie de bolitas pequeñas alrededor de la circunferencia y en la parte central una más…

Ver vídeo

La fábrica de velas

https://vimeo.com/459888388 En Ciudad Rodrigo existe una fábrica de velas que trabaja de manera artesanal. En este reportaje se habla de la historia de las velas, su relación con la Historia del Arte y la manera de elaborarlas.

Ver vídeo

3 comentarios en «MARUJA O PAMPLINA TODO LO QUE DEBES SABER DE ESTA HIERBA»

  1. Pues precisamente este que suscribe,es un apasionado de esta hierba,ni que decir tiene que soy de C. Rodrigo donde seguramente que la están consumiendo , pero Y desde Madrid no puedo, desplazarme así es que le aproveche a quien pueda degustarla

    Responder
  2. En mi tierra natal, Ávila, y creo que también en Salamanca, donde estudié mi carrera, el nombre por el que la conocíamos era Boruja. Recuerdo como en las primaveras de mi adolescencia(década de los 60) una mujer con un burro se paseaba de tanto en tanto por las calles de Ávila ofreciendo al respetable esta exquisita hierba, valiéndose de reclamos como ¡¡¡ a la rica boruja!!!. . Un dicho jocoso muy popular era “para coger boruja hay que mojarse el culo”, lo cual nunca creí que pudiera desanimar mucho a la gente para ir a buscarla, porque verdaderamente eran muchos los que lo hacían, tal como hoy ocurre con las setas.

    Responder
  3. En la Nava de Béjar crecía en los regalos en una zona conocida como la dehesa. Mi madre la recogía para ponerla en ensalada en los sesenta. Un manjar delicioso, que por desgracia desde entonces no he podido volver a degustar.

    Responder

Deja un comentario